Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Vinos S.A celebra la llegada al país de Vintage Dom Pérignon 2003

La actividad contó con la presencia de Edouard Dordor, actual ‘Business Development Manager’ de la prestigiosa casa del champagne para Latinoamérica, África, Medio Oriente y Canadá.

Los amantes del champagne en República Dominicana están de fiesta. En un coctel celebrado en las instalaciones del hotel Holiday Inn Santo Domingo, ejecutivos de Vinos S.A. anunciaron la disponibilidad de su champagne Vintage Dom Pérignon 2003, caracterizado por una intensidad única y extraordinaria.

La actividad estuvo presidida por Andrew Brant, gerente general de Vinos S.A., y Edouard Dordor, actual ‘Business Development Manager’ de Dom Pérignon para América Latina, África, Medio Oriente y Canadá. Este último viajó al país, agotando una provechosa agenda durante la cual compartió con los entusiastas de este vino espumoso, los propietarios de restaurantes y otros locales donde se comercializada esta bebida y miembros de la prensa local.

“Dom Pérignon es una de las bebidas más conocidas e icónicas del mundo”, comentó Brant durante una breve intervención. “Es una marca que forma parte de nuestro portafolio desde hace 20 años, gozando de una excelente aceptación entre nuestros clientes”, agregó. “Hoy, disfrutamos de una añada muy particular, resultado de la vendimia más precoz desde 1822, un verdadero desafío para la bodega y su Chef de Cave Richard Geoffroy”, puntualizó.

“La añada 2003 merece todos los superlativos: un año inédito, de características extremas. Los viñedos fueron afectados en primer lugar por las fuertes heladas de primavera y, a continuación, por una ola de calor única. La cosecha, perfectamente madura y sana”, destacó Edouard Dordor.

Interpretar la singularidad de la añada 2003 es para Dom Pérignon un verdadero reto a la creación, la oportunidad de reinventarse una vez más. En esta particularidad estriba el carácter único de Dom Pérignon.

La expresión del vino es paradójicamente menos solar, menos extrovertida de lo que las condiciones climáticas hubieran sugerido. Más que la fuerza o la riqueza, lo extraordinario en esta añada es la intensidad, una potente sensación de frescor y firmeza. Esa presencia profunda y segura que persiste en el tiempo se convierte en la memoria del vino.

La exclusiva bebida ofrece en nariz un bouquet que evoluciona en espiral. Primero, la suavidad floral y luminosa, luego la mineralidad tan típica de Dom Pérignon, el carácter afrutado confitado, la nota vegetal, el frescor increíble de la hoja de alcanforero para sumergirse por fin en la oscuridad, las especias, el regaliz.

En boca, el vino es aún físico. Intriga e incita, más táctil y vibrante que aromático. Su construcción se basa más en el ritmo y la ruptura que en la melodía. Primero avanzamos sobre una nube de delicadeza antes de enfrentarnos a una verticalidad mineral, que se estira lentamente, noblemente a marga, yodada, salina, destacó Edouard Dordor.

Dom Pérignon forma parte del conglomerado de lujo Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH) y lleva el nombre de Pierre Pérignon, el monje benedictino a quien se le atribuye el descubrimiento y creación de los vinos espumosos.

Edouard Dordor es de nacionalidad francesa. Estudió en la reconocida escuela CESEM, de Reims, y en el ICADE – Universidad Pontificia Comillas, en Madrid. Empezó a trabajar en 1999 para Yves Saint Laurent Couture. Luego entró al grupo LVMH, como International Brand Manager de Veuve Clicquot. En 2008, fue nombrado Director General para Francia de la firma de cosméticos Dermalogica. Regresó a LVMH en 2011 para incorporarse a la dirección internacional de Dom Pérignon.

Para más información sobre esta visita, así como toda la actualidad de las marcas representadas por Vinos S.A. en el país, así como ofertas y otros atractivos contenidos, los interesados pueden visitar la página http://www.facebook.com/LaEnotecaRD o seguir la cuenta en Twitter @LaEnotecaRD.

ARTICULOS ANTERIORES